En el artículo anterior comentamos los 4 primeros consejos, para elegir de una manera correcta las baldosas de sus suelos. En este post os exponemos los 3 tips restantes que acabarán de solventar tus dudas.

Los colores claros y frescos funcionan en las cocinas

La cocina es otra habitación en la que la selección del color de los azulejos es importante.

Las baldosas con apariencia de madera son una opción perfecta de color y diseño para la cocina y el patio, ya que imitan la belleza natural de la madera

Para escoger el color adecuado de las baldosas de la cocina, es importante tener en cuenta el color de los muebles que se van a instalar.

Los colores como el crema, el beige y el marrón en el suelo pueden contribuir a crear una impresión de calidez, mientras que los colores como el azul y el verde en las paredes harán que la habitación se siente fresca

En los patios, balcones y terrazas debemos considerar colores y materiales naturales

Los colores neutros y con acabados naturales funcionan perfectamente ya que se pueden combinar con varios estilos de decoración y combinaciones de colores. Por otra parte, debemos escoger colores que no parezcan sucios con facilidad.

Extender las baldosas desde el interior de la casa hasta las áreas exteriores es una idea que une visualmente el interior y el exterior, y los hace parecer más grandes de lo que realmente son.

Probar con acabados naturales o imitando la madera

Las baldosas con apariencia de madera son una opción perfecta de color y diseño para la cocina y las terrazas.

Este tipo de azulejos son perfectos para áreas que susceptibles a mojarse como los balcones.

Finalmente, debemos tener en cuenta los colores brillantes y audaces para nuestras baldosas ya que se pueden utilizar creando grandes efectos.

En última instancia, recuerde pensar a largo plazo al seleccionar los colores de los azulejos. Tienes que amarlo y tiene que durar.