¿Sientes demasiado frío en tu piso y piensas que la factura de calefacción es demasiado alta? No siempre la solución es subir la temperatura, puede que necesites realizar alguna reforma para que tu hogar sea más acogedor en los fríos días de invierno.

Quizás las ventanas y puertas de tu vivienda son antiguas y no aislan del frío. En otros casos, es necesario una reforma integral para introducir en las paredes materiales aislantes que mantengan tu hogar a una temperatura adecuada.

A lo largo de dos artículos, te daré algunas claves para que el invierno no te impida disfrutar en tu piso.

Ventanas y puertas aislantes

¿Sabes que las ventanas y puertas de calidad pueden reducir  en más de un 50% las pérdidas de calor? Con este dato te podrás hacer una idea del ahorro que puede suponer en tu factura mensual.

Si tienes ventanas y puertas antiguas, seguro que son de materiales como aluminio y madera. He de decirte que no están pensados para evitar que el frío penetre en tu vivienda.

La última y más efectiva tendencia es el PVC. ¿Qué esto? Pues muy sencillo, un material muy aislante (del frío y además del calor y el ruido), resistente y duradero. Además, su mantenimiento es fácil y respeta el medio ambiente porque es 100% reciclable.

Pero no sólo es importante el marco, no puedo dejar de hablar del cristal. Antes de instalar tus ventanas y puertas debes asegurarte de que su grosor sea el adecuado, y además, te recomendaría que apuestes por el doble acristalamiento. Dos cristales en uno, la mejor arma para luchar contra el frío.  

En el siguiente post te hablaremos de posibles reformas de las paredes de tu vivienda para que se convierta en el lugar perfecto. ¡No te lo puedes perder!