Cuando valoramos el estado general de una vivienda es muy común que nos fijemos principalmente en el baño y la cocina. No en balde en 2020 un 24% de las obras realizadas en España (principalmente en Barcelona y Madrid) fueron una reforma integral del baño.

Si embargo, todo y ser de las reformas más habituales, nos da cierta pereza planteárnosla ya que requiere de una compleja planificación. En el artículo te damos las claves para afrontar la reforma de tu baño.

Planificando la reforma del baño

Convivir con las obras

Lo primero que tenemos que pensar es que vamos a tener por un tiempo el acceso restringido a la estancia. Por lo cual, es importante si tenemos dos baños en casa, que empecemos con la reforma del segundo una vez tengamos acabado el primero. También podemos convivir con la reforma con las pequeñas molestias que conlleva, o incluso, plantearnos hacer una escapada durante esos días.

Analizando la reforma paso a paso

Es muy común que los clientes acudan a nosotros con alguna idea estética pero solo unos pocos se han parado en analizar lo práctico. Para ello hay que hacer una evaluación de necesidades. Las enumeramos:

  • Luz

Si tu baño cuenta con iluminación natural sácale provecho, pero piensa en que muchas veces vas a utilizar el baño cuando este oscuro. En este sentido para iluminar tu baño lo ideal es establecer dos líneas de luz: una cerca del espejo que ilumine tu rostro y una segunda general.

  • Ventilación

Lo mismo pasa con la ventilación, debes tener un sistema de ventilación si no quieres tener problemas de humedad por condensación. La instalación de un extractor suele ser una solución práctica y económica.

  • Espacio disponible

Estudia que espacio disponible tienes antes de pensar en instalar los diferentes elementos. Hay en el mercado sistemas de inodoro tipo japonés que incorporan un sistema de lavado y secado que, además de ser una maravilla, sumarán espacio a tu baño.

  • Almacenaje

El lavamanos suele estar instalado sobre un mueble y muchos nos fijamos solamente en su tamaño o estética. Conviene pensar en que vamos a guardar allí y si vamos a necesitar almacenaje extra. Si tienes suficiente espacio, puedes pensar, además, en incorporar en tu lavabo un armario estrecho o estantería para las toallas. Una solución muy práctica, económica y estética si no lo tienes, es poner cestos decorativos que servirán también para este propósito.

  • Los azulejos

Aunque suene raro no es siempre necesario sustituir los azulejos de tu baño. A veces basta con cambiar, por ejemplo, solo los de las zonas de aguas. Puedes combinar y experimentar con diferentes dibujos/colores siempre que tengas en cuenta no mezclar más de tres acabados.

  • Ducha o bañera

Aunque las dos fórmulas son válidas, y las bañeras exentas son las reinas de la decoración, conviene ser prácticos, y pensar en si nos vamos a bañar, o si vamos a estar dispuestos a saltar dentro cuando tengamos unos cuantos años. Las duchas a ras de suelo son igualmente bonitas y además son cómodas y no molestan visualmente.

El baño junto con la cocina son las estancias de nuestro hogar que requieren más higiene. En este sentido, cuida que todos los elementos del baño sean de fácil limpieza. Ten en cuenta esto, a la hora de escoger sobre todo los azulejos y los armarios. Te recomendamos, si no lo tienes, también instalar un techo falso. Ya que además de sumar estética, te será mucho más fácil mantenerlo siempre limpio.

Somos especialistas en reformas de baños

En Montaplac nos enfrentamos casi a diario con el reto de conseguir el equilibrio perfecto entre lo práctico y lo estético. Tenemos además oferta de reforma de baño en tres acabados diferentes.

Llámanos y ponte en manos expertas. Deja que te asesoremos desde la experiencia. Daremos con la solución perfecta para ti.