Con el paso de los años, nuestro piso puede quedar anticuado o poco funcional, ya sea por factores como la falta de iluminación, el desgaste de los materiales y la pintura o por una incorrecta distribución del espacio.

Es por ello por lo que, desde Montaplac queremos mostrarte algunos indicios de que tu piso necesita una reforma y además, queremos compartir contigo unos consejos para poder darle un toque personal a tu vivienda sin la necesidad de una gran inversión.

Falta de iluminación

La estructura de los edificios ha ido evolucionando con el paso del tiempo. Sin ir más lejos, hace una década no se tenían en cuenta ciertas normas de interiorismo con relación a la iluminación. Es por eso que, a día de hoy, podemos encontrar pisos que tienen muebles, puertas y ventanas de madera oscura. Estos elementos, además de dar un aspecto de vejez en el piso, también absorben la luz, oscureciendo las estancias dónde se encuentran.

Existen todo tipo de ideas para conseguir que no tengas que deshacerte de los muebles y puedas integrarlos dentro un piso recién reformado. Prueba de pintarlos de tonalidades claras como el blanco o el beige y verás como poco a poco las estancias donde se encuentran vuelven a recuperar la sensación de espacio y luminosidad.

Desgaste de algunos materiales 

El color, el estampado y el deterioro de los azulejos suelen ser los factores que dan un aspecto anticuado al lavabo o cocina dónde se encuentran. En Montaplac creemos que quitarlos no es la única opción a contemplar ya que si los combinamos con otros materiales o conseguimos restaurar su estado original, podemos hacer que le den un look interesante a la estancia.

Prueba a combinar colores y texturas contrastadas en la reforma integral de tu casa para darle un toque personal y a la vez, restaurar los elementos originales.

El clásico Gotelé

El gotelé es una técnica que consiste en esparcir pintura más espesa sobre la pared, dejando una superficie grumosa. Esta técnica de pintura en las paredes se puso muy de moda en los años 60 y 70 pero hoy en día se considera una técnica desfasada y son muchos los que deciden quitarlo.

Colores como el blanco roto, el gris azulado o el burdeos son algunos de los colores que pueden aportar un carácter distinto a tu hogar y renovar su estilo sin necesidad de una gran inversión.

Una cocina anticuada

Una de las primeras reformas que suelen hacerse para modernizar un piso es la actualización de la cocina. Durante el primer trimestre de 2020, una de las principales tendencias en reformas ha sido la combinación de elementos modernos con otros más “retro”. 

En Montaplac somos expertos en interiorismo y reformas integrales y por eso, nos gusta crear diseños atemporales, con una distribución que permita ganar espacio, una correcta iluminación y el empleo de materiales resistentes. El uso de electrodomésticos actualizados, muebles de color neutro o blanco, o la combinación con elementos de madera son algunas de las tendencias en las reformas modernas.

Estos son algunos de los indicios de que tu piso necesita una reforma. En Montaplac, somos expertos en reformas integrales. No dudes en contactar con nosotros y te informaremos sin compromiso.