Hace relativamente poco cambiaste los muebles de sitio, compraste elementos de decoración o incluso pintaste. Aun así, tienes la impresión de estar viendo las mismas paredes, que tu casa se ve algo anticuada, o  carente de personalidad

Si la situación que te hemos descrito es la tuya, ha llegado el momento de plantearse una reforma.

¿Qué tener en cuenta para saber lo que puede costar una reforma?

Hay muchos tipos de pisos/casas, necesidades diversas, y soluciones para todos los bolsillos.

Para valorar una reforma hay varios factores que vamos a tener en cuenta.

  • El espacio: ¿Cuántos m2 tiene tu casa o piso?, no es lo mismo reformar un piso de 50 que uno de 150.
  • El estado: ¿Cuánto hace que realizaste la última reforma?, si tu piso tiene instalaciones de agua o luz de origen, quizás convendría cambiarlas.
  • El cambio que quieres conseguir: hay varios tipos de soluciones pero, tu casa debe cubrir tus necesidades, y en este sentido, no es lo mismo pintar y tirar un tabique, que hacer una distribución completa de todos los espacios.
  • Cocina y lavabo: son los protagonistas de muchas reformas ya que, aparte de ser de las piezas más utilizadas del hogar, son las que antes se ven obsoletas. También hay que tener en cuenta que nuestras necesidades han cambiado.
  • Las paredes: ¿te has cansado de ver todas las paredes de tu casa iguales? Te puedes salir del patrón y, dar texturas y colores diferentes a tus paredes.

La respuesta a todas estas preguntas puede variar el presupuesto de tu reforma de forma significativa, sin embargo, nuestro consejo es que consultes con un profesional, te ayudará a aclarar todas tus dudas y a detectar necesidades.

Media reforma puede ser más costosa

Ten en cuenta que “tapar agujeros” puede darte una solución temporal pero, a la larga es mucho mejor optar por una solución a largo plazo.

A veces, dejamos de hacer cosas que a priori nos parecen un capricho prescindible. Si no haces ahora aquello que tienes en la cabeza desde hace tiempo, quizás no encuentres más tarde el momento de volverte a poner “manos a la obra”, y no nos engañemos, vas a quedarte con la espinita. 

Nuestro consejo es que resuelvas tus dudas, consulta con el profesional, pros, contras, precios, quizás no es tan complicado como te imaginabas.

Además, sabemos que la reforma de una casa puede resultar algo aparatosa. Quizás no puedas utilizar el lavabo o la cocina algún día, los niños van a querer tocar las paredes recién pintadas, los muebles pueden estar fuera del sitio. ¿No crees que es mejor una reforma que dos o más en poco tiempo?

También tienes que pensar que una vez en marcha los cambios cuestan menos de implementar y, que hoy en día tienes posibilidades de financiación.

¿Cómo trabajamos en Montaplac?

Nos avalan 20 años de experiencia en  reformas. Podemos ayudarte con cualquier tipo de trabajo de albañilería y decoración: alicatado, pladur, tabiquería, carpintería exterior e interior, interiorismo, instalaciones eléctricas o fontanería.

Sea lo que sea lo que estés pensando, podemos ayudarte a encontrar una solución que se ajuste a tus necesidades, tanto estéticas como funcionales y/o económicas.

Si nos haces llegar tu solicitud, enviaremos un técnico que recogerá mediante una visita tus necesidades, datos y mediciones oportunas y en un plazo no superior a tres días tendrás tu presupuesto gratuito y sin compromiso.

En una segunda visita podemos repasar contigo todos los detalles de la propuesta y ayudarte a resolver tus dudas. Una vez confirmado y firmado el presupuesto y pactadas las fechas de inicio y finalización de la obra, ya  te podrás despreocupar totalmente. El jefe de obra supervisará la obra de inicio a fin.

Montaplac es tranquilidad, calidad y un precio sin competencia.

Lánzate a dar nueva vida a tu hogar. Contacta con nosotros y déjate asesorar por los mejores profesionales.