Acabas de realizar una reforma integral de tu piso y ahora toca dar un paso más: pintar las paredes de las habitaciones. Para tomar esta decisión que, a priori, parece sencilla, debes de tener en cuenta dos factores básicos: la elección adecuada de los colores y el tamaño de los espacios de la vivienda, puesto que ambos están estrechamente relacionados.

Además, tras una reforma del piso es importante también tener en cuenta la función que cumple cada estancia de la casa. No es lo mismo el comedor, que el dormitorio o la cocina. ¿Por qué? Los expertos recomiendan colores cálidos en los dormitorios para ayudar al descanso y al relax. Estudios sobre la Psicología del Color aseguran que los colores como el azul o verde claro inspiran tranquilidad por lo que son una buena opción para una habitación de adultos. Sin embargo, el rojo es sinónimo de fuerza y dominancia, por lo que puede que no incite mucho al sueño.

Colores oscuros versus colores claros

Si las habitaciones son pequeñas o tu piso es un loft o apartamento de menos de 50 metros cuadrados, lo más recomendable es apostar por colores claros que proporcionan una mayor sensación de espacio. El blanco, azul claro, verde o tonos marrones suaves son una buena alternativa. Esta gama de tonalidades claras también ayudará a una mayor luminosidad.

Otra cosa a tener en cuenta es la tonalidad del suelo. Si es muy oscuro, lo más recomendable es pintar de colores claros las paredes para que “entre la luz” y la sensación de agobio sea menor.

En el caso del salón y otras estancias, puedes jugar con otras tonalidades de colores más atrevidas en función de tus gustos pero, ¡Ojo! ten en cuenta los colores de los muebles y el tipo de decoración. A no ser que te guste combinar el rojo con el blanco, puede resultar estridente y acabar influyendo en tu tranquilidad.

Antes de decidirte a pintar las habitaciones tras la reforma de tu piso, obtén una muestra de pintura y pruébala en la pared durante un día al menos. De esta forma sabrás si te sientes cómoda con ella.

Pintar paredes de la cocina

Una cocina con colores diferentes al resto de estancias. Foto: Montaplac

Qué color de pintura encaja con el estilo de la reforma de tu piso

Si tu piso tiene una decoración más contemporánea o moderna, elige tonalidades de colores fríos y neutros como el gris o el blanco. Si se trata de una decoración más clásica entonces es más adecuado el beige, ocre o azul.

Para pintar el baño, la cocina o zonas más altas con un alto nivel de condensación y humedad es recomendable utilizar pintura fungicida que ayude a prevenir la concentración de moho.

En definitiva, tras una reforma integral del piso es importante pintar correctamente las paredes. En Montaplac te asesoramos en la reforma o rehabilitación de edificios. Contacta con nosotros.