Si tienes  previsto realizar la reforma integral de tu piso probablemente una de las cosas que más te preocupa es el presupuesto que ello supondrá. Sin embargo, la reforma total de una vivienda no tiene porqué acabar con todos tus ahorros, puesto que con una buena planificación y la confianza en profesionales del diseño y la arquitectura, podrás ahorrar presupuesto. 

Desde Montaplac te presentamos los siguientes consejos para ahorrar durante la reforma total de un piso.

Planifica con tiempo y deja margen presupuestario

Seguramente más de una vez has tenido que invertir más de lo previsto inicialmente en alguna cosa debido a imprevistos de última hora. Para evitar que esto ocurra, cuenta con un 10% de dinero adicional, pero separado de lo previsto. En primer lugar, haz una planificación del tipo de reforma que deseas teniendo en cuenta los m2 de la vivienda y elige materiales de bajo coste (ello no implica necesariamente mala calidad). Haz una lista de los electrodomésticos que están en buen estado o que puedan servirte. 

Reutiliza los materiales 

Habitación con muebles

Hay materiales que pueden reutilizarse o también puedes encontrarlos en subastas de materiales de construcción. Muchas veces puedes encontrar auténticas “gangas” o realizar pequeñas reparaciones en aquellos muebles que pueden servirte. Por ejemplo, si las puertas están en buen estado, puedes pintarlas y revisar las cerraduras.

También puedes revisar el estado de las ventanas y, en lugar de cambiarlas, arreglar las juntas y sellarlas correctamente. Te ayudará a ahorrar en calefacción.

Una interesante opción es cubrir con vinilos las paredes de las habitaciones o incluso del baño. Son fáciles de colocar sobre las baldosas. 

Otra de las alternativas es vender los objetos viejos o electrodomésticos en buen estado en tiendas de segunda mano.  

Reforma del baño

Esta es una de las reformas más costosas, pero puedes acabar ahorrando a largo plazo. Lo primero a valorar es, ¿ducha o bañera? Si tienes un piso pequeño lo más recomendable es colocar un plato de ducha. En el caso de tener un baño con bañera, aprovecha para cambiarla por el plato de ducha. Ahorrarás espacio y los muebles puedes encontrarlos en lugares de venta de segunda mano, reutilizar otras estanterías sobrantes y darles una mano de pintura.

En vez de cambiar los azulejos de todo el baño puedes revestir el área de la ducha o pintar los ya existentes. Lo que sí conviene revisar es el estado de los grifos y las tuberías. Es recomendable invertir más en ello, puesto que nos supondrá un ahorro a largo plazo. 

Si deseas realizar una reforma integral del piso, pide presupuesto sin compromiso a Montaplac. Nuestros profesionales llevan 20 años realizando reformas integrales en Barcelona y realizarán la visita para hacerte una recomendación de reforma.