¿Llevas tiempo pensando en cambiar tu baño pero no te decides? En Montaplac te damos unos consejos para conseguir un diseño renovado.

A la hora de transformar tu baño, te vas a encontrar que hay muchas opciones posibles. Partiendo de la idea que tengas en mente, nosotros te vamos a asesorar en cuáles son las opciones más adecuadas. El objetivo es conseguir un espacio con personalidad y carácter, que diga cosas de ti y, sobre todo, que cumpla con su función: un lugar donde relajarse.

Lo sencillo ya es lujo

Los baños actuales se definen por la sencillez, que no tiene nada que ver con los acabados, sino con utilizar los elementos justos y necesarios, dejando atrás aspectos más recargados. Aunque generalmente se trabajan las superficies lisas y las líneas rectas, podemos jugar con las curvas o con superficies más ásperas. ¡Eso a tu gusto!

Otra cosa es que queramos darle algo de carácter al espacio, con la introducción de elementos vintage. ¡Porque lo vintage también es moderno! Al final se trata de darle un nuevo aire de novedad al baño, algo que también podemos conseguir a través de elementos decorativos, como un espejo o una lámpara.

Una luz relajante

Si queremos que nuestro baño sea un espacio relajante, deberemos decantarnos por una luz tenue y la luz más fuerte deberá estar en el espejo. Generalmente, se suele escoger una tonalidad de luz fría o neutra (igual o mayor a 4000 k), que consuma poco, que no emita calor y reproduzca fielmente los colores. 

Color para baño grande y para baño pequeño

Éste es un tema que ya hemos comentado en más de una ocasión, pues sirve para otro tipo de estancias. Para baños pequeños, es preferible la utilización de tonos neutros porque harán que haya una mayor sensación de amplitud. Si tu baño es grande, podrás usar colores más llamativos.

¿Con o sin azulejos?

Dependiendo de tu presupuesto y gusto personal, podrás optar por no utilizar azulejos en la zona que no es la bañera / ducha. Por tanto, podrás optar por el uso de tonos terrosos y grises que harán que el espacio se vea más tranquilo.

Otra opción recurrente en baños pequeños es usar azulejo hasta la mitad de la pared y el resto, pintado. Puedes utilizar una baldosa grande y lisa, por ejemplo. Con esto conseguirás que el espacio no luzca cargado.

Para el suelo, azulejo

Para nosotros, la mejor opción es el azulejo. Es un material resistente, fácil de mantener y permite elegir entre una gran variedad de modelos. La porcelana también cumple con estos requisitos, pero es algo más frágil.

Otra opción más económica sería el uso de placas que simulan madera o piedra pero no resisten tanto el paso del tiempo y se acabarán estropeando en menos tiempo.

También podrías usar madera, que te va a dar durabilidad, calidez y es fácil de limpiar pero requiere mucho cuidado.

Los sanitarios, discretos protagonistas

¿Suspendidos o de pie? Los sanitarios suspendidos te permitirán disponer de mayor espacio y te facilitarán la limpieza, mientras que los de pie o columna ofrecen una imagen de mayor resistencia y estabilidad.

En el caso de los sanitarios, para que el conjunto resulte más ligero visualmente puedes elegir modelos sin pedestal y anclados a la pared, con la cisterna empotrada.

Sin embargo, los modelos de inodoro con pedestal y cisterna vista no requieren obra para su instalación.

Su colocación también es importante y lo aconsejable es instalar el inodoro en el punto más alejado de la vista, por cuestiones de intimidad. Una solución sería medio ocultarlo con un pequeño muro de obra o una mampara de cristal.

Otras opciones sería colocarlo detrás del mueble del lavabo (y no añades elementos a tu presupuesto) o crear un cuarto aparte solo para el inodoro, si tienes espacio para hacerlo y si tu presupuesto te lo permite.

En Montaplac llevamos más de 20 años dedicando nuestros esfuerzos a las reformas de viviendas de todo tipo. Si quieres obtener información sobre el coste de una reforma de tu cocina, no dudes en contactar con nosotros y te informaremos sin compromiso.