Una buena opción para insonorizar el techo (en el caso de que tengamos un vecino algo ruidoso) es la colocación de falsos techos con Pladur.

En viviendas que sufren muchas vibraciones, el Pladur tiene la ventaja de que al existir movimientos de la casa, no se rajan los techos como con la escayola. Es rígido pero admite las dilataciones existentes.

Dentro de las formas habituales de insonorizar que permite el Pladur hay diferentes materiales de relleno, como por ejemplo lana de roca que minimiza los ruidos y además sirve de aislante para evitar el escape de las calorías de la calefacción. Igualmente es muy importante que un instalador profesional revise el problema y ejecute una instalación adecuada a sus necesidades.

Dentro de los materiales aislantes tenemos de diferentes grosores y densidades. Cuanto más grosor tenga y más compacto, mayor eficacia tendrá en la función de aislar.

Entre el aislante y el techo de Pladur se crea una cámara de aire que aumenta la eficacia no solo por el aislante, sino por crear un espacio intermedio de transición entre el aislamiento y el techo. Además el Pladur por sí solo también ejerce la función de aislante por su composición de cartón yeso compacto.

Por supuesto la decoración posterior (pintura, iluminación, etc.) es fácil y permite unos acabados que un techo de yeso nunca permitiría. Visite nuestra sección insonorización con Pladur.